Subway ayer dio la nota al abrir su primer restaurante 100% vegetariano en India, pero McDonald’s no se quiso quedar atrás y aprovechó el hype de la noticia de su competencia para anunciar que ellos abrirán también locales propios con menúestotalmente vegetarianos y que estarán al alcance de la gente que visite los sitios de peregrinaje más visitados en dicho país.

Un restaurante se ubicará en Amritsar, a 200 metros del gran Templo Dorado, mientras que el otro se construirá en la ciudad de Katra, que se encuentra al pie del santuario montañés de Vaishno Devi. El Templo Dorado recibe a miles de visitantes diarios, literalmente, mientras que el segundo santuario tiene una afluencia de cerca de 8 millones de personas al año. Esto se puede traducir en un montón considerable de hamburguesas vegetarianas y papas fritas.

La intención de McDonald’s es interesante y económicamente jugosa. Sin embargo no todos están contentos con esta idea, ya que muchos feligreses no pasan por alto que esta cadena a final de cuentas en el resto del mundo se enriquece a base de descuartizar vacas, e incluso ya están viendo qué acciones podrán tomar para evitar que se abran estos dos restaurantes, y tienen el poder para lograrlo, sobre todo si tomamos en cuenta que más del 80% de la población de ese país es hindú.

Se estima que en la India al menos la mitad de su generación es totalmente vegetariana, y el porcentaje restante lo practica en mayor o menor grado, por lo que ha sido de vital importancia para estos restaurantes de franquicias el poder adaptar sus menúes tradicionales para las costumbres de esta región. El mejor ejemplo de ello es Domino’s Pizza que ha hecho las cosas bien, de manera tal que este país es su tercer mercado más fuerte a nivel mundial.

Vía MonkeyZen