Nos vamos de viaje, daremos la vuelta al mundo, de Suiza a Australia, pasando por Japón y parando en Portugal, entre muchos otros destinos, para descubrir fachadas de casas espectaculares, las nuevas tendencias en la arquitectura. Mostraremos los innovadores materiales con las que están hechas ¿Te imaginas una casa hecha de plástico?, ¿de espejos o de hierba?, aquí lo vamos a desvelar. Casas, para familias con hijos que buscan algo diferente, edificios con creativas formas, innovadoras texturas y materiales no muy comunes vamos a encontrar en este reportaje, donde lo que menos nos va a sorprender es que las viviendas no tengan ventanas ni puertas.

Mirror House, Ekkehard Alteburger, Reino Unido, 1996

El artista Ekkehard Alteburger produjo La Casa de los Espejos en 1996, durante su época de estudiante en el Edinburgh College of Art. En ese momento, él estaba estudiando escultura y fue invitado a participar en una exposición en la Isla de Tyree, para recuperar el paisaje de la isla, arrasado por el viento. La construcción en forma de casa típica, destaca por estar forrada con grandes láminas de espejo en un marco de acero. La casa se encuentra dentro de un lago poco profundo, y está colocada para que sus paredes reflejen el Océano Atlántico. Con un resultado impactante visualmente hablando.

Japanese Light Box House, Suppose Design Office, Hiroshima, 2012

Una casa de plástico en pleno barrio residencial de Hiroshima, el estudio japonés Suppose Design Office creó esta original vivienda para una una familia con tres hijos. Con una estructura de metal, los suelos de hormigón y unas grandes placas de plástico translúcido como fachada, convierten a esta casa en una gran caja de luz. Las pequeñas ondulaciones de los paneles de plástico dan una sensación de transparencia, pero mantienen el nivel de privacidad adecuado, el interior está iluminado constantemente por la luz difusa natural, con ventanas que se abren para proporcionar ventilación. Desde el interior, las paredes se convierten en grandes murales conformados por pequeñas manchas, son las casas del barrio reinterpretadas por el plástico ondulado. Imágenes de © Toshiyuki Yano.

Torus Residence, Atelier Norisada Maeda, Japón, 2013

La residencia Torus del Atelier Norisada Maeda, es un bloque compacto suspendido en el aire de esquinas redondeas y sin ventanas. La planta baja es una tienda, que queda escondida por el bloque que conforma la casa, tiene una fachada de cristal, creando esta falsa idea de que la casa está suspendida en el aire. El cristal de la tienda contrasta con el acabado de yeso blanco reflectante del bloque familiar, resultan una imagen muy futurista. La falta de ventanas, es compensado por una gran claraboya, que da luz a toda la casa, quedando un gran patio en el interior de la casa. Imágenes de © Studio Dio.

House Pedralbes, BCarquitectos, Barcelona, España, 2011

Esta vivienda unifamiliar se encuentra en la zona alta de Barcelona. Proyectada para tener la mejor orientación, vistas al mar y a la ciudad de Barcelona y para disponer de un gene­roso jardín. Su proximidad a una vía de circunvalación requería una solución formal ante la contaminación acústica, lo resolvió disponiendo una piel de madera formada por lamas verticales, que cubre la fachada posterior y lateral, y en el límite de la parcela, mediante un muro que refuerza la protección contra el ruido. Las lamas de madera junto a los ángulos redondeados del edificio conforman una silueta contundente. Fotografías de Julio Cunill.

Hill House, Andrew Maynard Architects, Australia, 2012

De las mas sorprendentes de la lista, con un complejo diseño. De formas ondulantes y orgánicas cubierta de césped en la planta baja, como si de la casa de un Hobbit se tratara, contrasta enormemente con el bloque negro de cemento pulido, muy parecido a un contenedor de metal. Construida sobre una mini-colina artificial, la casa fue proyectada para una familia de cinco personas, de las cuales tres son niños pequeños. Una casa atrevida y extremadamente lúdica. Fotografías de Nic Granleese para Andrew Maynard Architects

House House, Andrew Maynard Architects, Richmond, VIC, Australia, 2012

Otra casa sin puerta, pero con un gran ojo, como si de un cíclope se tratara, esta casa de láminas de madera pulida, está anexada a la casa principal de obra vista, pertenecientes ambas a dos generaciones de una misma familia. Las dos casas estaban en necesidad de reparación y actualización. House House, son dos casas independientes dentro de una misma arquitectura. La nueva estructura se extiende de norte / sur, mientras que las casas originales se ejecutan en sentido este / oeste. Aunque ha simple vista, puede parecer no tener puerta, la estructura de cristal que une ambos edificios, y que sirve de escalera a la nueva casa, ubica la puerta de entrada, está camuflada pero existe. Y donde aparentemente nuestra cultura visual nos lleva a ubicar la puerta, encontramos una silueta de una casa dibujada en negro. Fotografías de Peter Bennetts y Michael Ong.

Casa en Leiria, Aires Mateus, Portugal, 2010

La obra formalmente representa la arquetípica casa, pero sin ventanas, sin embargo en el centro se abre para dar paso a un gran patio central de triple altura. Sorprende enormemente el perfecto acabado de la fachada en yeso pulido mate y la inexistencia de ventanas y puertas como tradicionalmente las entendemos, hay dos oberturas en la fachada, que rompen esta inmaculada pared. Y aunque parezca extremadamente moderna, la funcionalidad de esta vivienda es muy tradicional y se divide en espacios o habitaciones de carácter privado y otra área social, todo ello alrededor de un vacío central con habitaciones que tienen patios privados para aumentar la intimidad. En cierto modo y a pesar de usar materiales totalmente distintos me recuerda a la House H del estudio japonés Hiroyuki Shinozaki Architects. Fotografías de FG+SG: Fernando Guerra y Sergio Guerra.

House 77, Dionisio Lab, Portugal, 2010

Esta innovadora casa situada en Póvoa de Varzim, una ciudad profundamente relacionada con el mar y la pesca. La fachada principal orientada al este, realizada exclusivamente de cristal, está forrada con paneles de acero inoxidable troquelados con símbolos pesqueros, una forma de proto escritura para marcar las pertenencias personales de los pescadores, dichos símbolos son hereditarios y constituyen un importante legado familiar que se transmite por herencia de generación en generación, y que evoluciona con nuevas combinaciones. Estos paneles troquelados proporcionan a la casa una gran personalidad y un encanto inigualable cuando llega la noche y la luz artificial se escapa por dichos símbolos, la casa nos homenajea con un espectáculo de luz. Estos paneles además garantizan la intimidad de los habitantes. A pesar de usar materiales con aspecto parecido a los que usa habitualmente Frank Gehry, nada tienen que ver, la House 77, es estructurada, ordenada y fría en contraposición a las formas desordenadas, orgánicas y voluptuosas de Gehry.
Fotografías de Dionisio Lab.

Final Wooden House, Sou Fujimoto, Japón, 2008

Esta increíble y bella casa, sorprende tanto su exterior como su interior, construida a base de grandes secciones cuadradas de madera de cedro apilados aparentemente desordenados, con un acabado rudo dan un aspecto algo primitivo, orgánico y vivo. El joven y recién premiado Sou Fujimoto crea esta vivienda integrada en un entorno natural en Kumamoto, Japón, como si de una cabaña en la montaña se tratara. En ella no podemos distinguir los pisos, las plantas, los muros, es el propio material con sus dimensiones y su repetición, el que configura la totalidad de los espacios. En el interior son las mismas secciones salientes o entrantes las que se transforman en los espacios para sentarse, acostarse o subir. Según el mismo Fujimoro la originalidad de este espacio recae en su reinterpretación permanentemente, en función del lugar donde se encuentre cada persona. Fotografías de Edmund Sumner

Glass House, Carlo Santambrogio y Ennio Arosio, Italia

De un vivienda cálida y acogedora pasamos al frío polar del cristal y la nieve, el arquitecto italiano Carlo Santambrogio y el diseñador Ennio Arosio crearon esta maravillosa casa de cristal azul en un entorno incomparable. La genialidad no solo recae en su aspecto, sino en que las paredes de cristal se vuelven opacas con el simple accionamiento de un interruptor. Es un cubo de cristal transparente, que te da la máxima visibilidad de tu entorno, en este caso un maravilloso paisaje de un bosque nevado y la privacidad gracias a la tecnología desarrollada. El confort lo dan los muebles de la casa, un suelo de madera oscuro y lencería del hogar a base de lanas.

La casa Melnikov, Konstantin Stepanovich Melnikov, Moscú, 1927

Acabamos con una casa del año 1927, a pesar de ser una lista de edificios muy actuales, su original forma cilíndrica y textura a base de ventanas poligonales, sumada a la historia que tiene, no me he podido resistir comentarla, totalmente digna dentro de la lista. El arquitecto Konstantin Stepanovich Melnikov comenzó a concebir su casa como un modelo experimental, con una vocación intimista, reflexiva, purista, y casi abstracta, aunque válida como vivienda obrera. A pesar de los imperativos tradicionalista de Stalin, que frenaban prohibitivamente cualquier intento modernista, Melnikov pudo construir la casa. Dentro de mucha polémica, la casa fue considerada una perversión a la pretendida monumental y neoclásica arquitectura del nuevo régimen. Con un espíritu modernista, su geometría y libertad corbuseriana, su significado social y simbólico, esta obra generó un gran interés, no sólo formalmente, sino como ejemplo de “prototipo” a repetir, económica y de fácil construcción. Fotografías cortesía de Do.Co.Mo.Mo.

Con el edificio de Melnikov acabamos esta lista de innovadoras fachadas de casas hechas con materiales inusuales, una gozada para la vista, un recorrido muy actual, que dista mucho de la clásica arquitecturadecimonónica. 10 viviendas y un proyecto artístico, que bien podría realizarse como vivienda, donde destacan casas arquetípicas con materiales innovadores o acabados inusuales, extrabrillantes, extrapulidos o todo lo contrario, totalmente orgánicos, vivos y texturados, forrados de bloques de madera o construidos debajo de un suelo de césped. El universo de la arquitectura, es un mundo abierto a las nuevas ideas, a la imaginación, totalmente inabarcables e inacabable. Señalar el auge de la arquitectura japonesa, este mismo año a Toyo Ito, se le otorgó El Premio Pritzker 2013, el más prestigioso premio de arquitectura.

Vía MonkeyZen