Esta silla transparente es una propuesta del estudio japonés Nendo, fundado en 2002 por Oki Sato. La estructura en sí no es invisible, sino que el asiento y el respaldo, es decir, las partes de la silla que soportan a quien se sienta en ella, son de un material transparente y dan la impresión de que la persona está flotando.

El aspecto no me fascina pero sí me parece interesante. El asiento-respaldo está hecho conpoliuretano, empleado en el empaque de productos frágiles por su capacidad para contrarrestar las vibraciones y los golpes. Se trata de un material resistente y elástico, apto para regresar rápidamente a su forma cuando nadie está sentado sobre él.

¿Será cómoda? Considerando que retoma el principio de las hamacas, seguramente funciona.

Vía MonkeyZen